a

Menu

En el Día de Aparición de Srimati Lalita Devi

26 de noviembre de 2021

Por Su Divina Gracia,  Om Visnupad
Srila Bhakti Rakshak Sridhar Dev-Goswami Maharaj

Un extracto de Sermones del Guardián de la Devoción, Volumen 1, en glorificación de Srimati Lalita Devi


Un indicio del nivel particular del servicio de Srimati Lalita Devi ha sido dado por Srila Rupa Goswami:

radha-mukunda-pada-sambhava-gharmmabindu
nirmmanchanopakarane krta-deha-laksyam

Cuando Lalita Devi encuentra una gota de sudor en los pies de Sri Sri Radha-Govinda, ella misma se ocupa furiosamente en eliminarla. «¿Cómo ha llegado esto ahí? Estamos circunvalándolos para ver que ni el menor dolor pueda entrar en este sitio a molestarles a Ellos. Pero, ¿cómo sin nuestra atención esta transpiración apareció? ¡Transpiración, sudor! Así, ella furiosamente se castigaba a sí misma, y quería inmediatamente tomar un lakh (100.000) de nacimientos—con esa fuerza ella fue a limpiar esa gota de sudor de los pies de loto de alguno de la Divina Pareja. Si la menor dificultad es vista en el área de servicio, los asociados del Señor no pueden tolerarlo de ninguna manera, y tal avidez, auto-abuso y fervor se encuentra en ellos. Sri Chaitanya Mahaprabhu dijo,

sanatana, deha-tyage krsna yadi paiye
koti-deha ksaneke tabe chadite pariye

«Oh Sanatan, para lograr el servicio de Krishna, quiero morir inmediatamente diez millones de veces. Estoy listo para abrazar diez millones de muertes si eso me ayudará a servirle.»

(C.c. Antya 4.56)

El Hiladini-shakti, la potencia de sentimiento, es Srimati Radharani. Ella incluso siente insatisfacción con Sí Misma; «No puedo…» Esto mantiene la posición extrema: «No puedo hacer Mi servicio, Mi deber, no puedo hacerlo.»

En el encuentro de Syamanta-panchaka en Kuruksetra, Krishna Mismo de repente cayó a los pies de Srimati Radharani y pidió perdón: «Yo soy un ofensor, un criminal ante Tu posición. Tú eres tan rendida, no puedo cumplir con Mi deber verdadero hacia Ti. Tu servicio para Mí es tan amoroso, que no puedo hacer Mi deber contigo». Pero Srimati Radharani dijo: «Soy yo quien está cometiendo ofensas, porque sigo viviendo a pesar de Tu separación. En Tu separación sigo viviendo—eso demuestra que yo soy la ofensora. Yo soy la ofensora, no Tú, porque estoy viva. Esta es prueba suficiente de que no soy digna para Ti. ¿Por qué no morí con la separación? Esta es la prueba».

Krishna cayó a Sus pies: «Tu posición es muy elevada, muy alta. Tanto tiempo estuve sin Ti, aumentando Mis diferentes tareas. Sin tratar de satisfacerte, me comprometí a Mí mismo en consideración de diferentes deberes.» Pero Srimati Radharani dijo: «No, no, yo soy la ofensora, que no muero sin Tu compañía. Encontramos en las Escrituras que el varón tiene tal libertad, pero no la mujer. Así que debería haber muerto en la separación, y Tú no tienes ofensa porque me dejas para ir a ocuparte de tantos deberes aquí y allá. Tú tienes tantos deberes que cumplir, pero Yo estoy solo para Tu servicio. Y como tal, no pude mantener el nivel.» Así era la reunión en Kuruksetra.

Así, en los pasatiempos de Krishna, las potencias son Sandhini, Samvit, y Hiladini. Hiladini mantiene la posición más elevada debido a la completa auto-entrega. La siguiente es Samvit, y luego la tercera es la posición de Sandhini. Pensar, sentir y desear: desear es Sandhini, pensar es Samvit, y sentir es Hiladini. Por lo general podemos pensar que el sentimiento es el último de todos, pero no, es el primero. El sentimiento está en primer lugar. El sentimiento, el sentimiento verdadero, mantiene una posición tan elevada. Todos estamos abajo del sentimiento. Todos buscamos, y el sentimiento está al mando. Creemos que el sentimiento es el resultado. No. El sentimiento está al mando de todo. Primero está el sentimiento, después el pensamiento, luego el deseo. Generalmente los karmis dan preferencia al deseo—la fuerza de voluntad—para controlar; y los jñanis ponen todo en el pensamiento—»Controlamos la voluntad, por lo que mantenemos la posición más elevada.» Pero el sentimiento es la base de todo. Él, o Esto, o Ella—están manejando todo. Se ha explicado de esta manera; debemos comprender la posición de los sentimientos. Hare Krishna.

******************************

Artículos relacionados