a

Menu

Sé Veraz, Piadoso y Sincero

26 de noviembre de 2021

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Aparición del Señor Nityananda Prabhu, clase de la tarde
Sri Ekachakra Dham, 25 de Febrero 2021, parte 2


Deben tener un corazón sencillo. No recurran a la mentira (literalmente, «refugiarse en la mentira»). Nunca deben mentirle a su Guru—no pueden pensar: «Le diré esto y no le diré esto». Al Señor no le gusta esta actitud. Mentir significa que tienen lujuria (kama-shakti), todas las enfermedades se refugian en la mentira (las mentiras contienen todas las enfermedades). Nunca mientan, tomen siempre el camino de la verdad. Siempre digan la verdad. No importa lo que pase, incluso si les golpean o algo así, deben decir la verdad. Así es como debemos servir a nuestro Guru y los Vaisnavas…

Usan tilakas y cuentas en el cuello, pero por dentro piensan mal—un día, tarde o temprano, su carácter quedará expuesto. No obtendrán nada ocultándole algo al Señor. No se le puede ocultar nada a Gurudev. Lo que hagan o no hagan en su casa—Gurudev puede comprenderlo todo.

Por lo tanto, siempre digan la verdad. Siempre deben decirle la verdad a Gurudev. Si toman refugio en las mentiras en la relación con su Guru, al Señor nunca le gustará esto porque Gurudev quiere mantener a todos ocupados en el servicio del Señor. Siempre dicen: «¡Gurudev, dame tu misericordia!» «¡Gurudev, dame tu misericordia!» Le ofrecen flores a la fotografía de Gurudev, le ofrecen una guirnalda a Gurudev. Dicen: «Dame misericordia», pero misericordia significa servicio. Debemos hacer servicio a pesar de cualquier infelicidad, «Tomara sevaya yata haya duhkha, seo ta ‘parama sukha (তোমার সেবায় যত হয় দুঃখ, সেও ত’ পরম সুখ)—Toda la angustia que encuentro en Tu servicio es también mi mayor felicidad». Pueden ver mi ejemplo y deben sentir esperanza. Un año, estaba dando clases aquí en Ekachakra, y vino la policía y me llevó a la cárcel, ya lo saben, pero todas esas mentiras no duraron—todo quedó expuesto, y luego, los que habían causado esto vinieron y se disculparon conmigo. Ahora también fuimos al parikrama—me duelen mucho los pies, me duele la cabeza. Nunca solía ser así. Solía ​​ir a cuarenta casas al día sin ninguna dificultad… Cuando vienen a practicar la conciencia de Krishna y hacen algo mal o mantienen alguna falta en su interior, todas esas faltas recaen en el cuerpo del Guru. El Guru tiene que sufrir por tu mala conducta…

Una vez, le pregunté a Gurudev, «Gurudev, ¿su salud está bien?» Gurudev respondió: «Hoy, mi salud es buena. ¿Sabes por qué? Porque hoy no di iniciaciones». En otras palabras, cuando las personas vienen a tomar iniciación, colocan la carga de todos sus pecados y todas sus acciones sobre los hombros de Gurudev. Gurudev tiene que sufrir por el resultado de todas sus acciones. Nuestros cuerpos están hechos de carne y hueso, y los anarthas, etc. están siempre con nosotros—nuestros cuerpos están arruinados por las cinco enfermedades (vardhakye ekhana, pancha-roge hata), pero deben tener cuidado. Piensen siempre, «¿Cómo puedo servir a Gurudev?» Los que no tienen dinero pueden servir con la mente, el corazón y el alma.

¿Cómo pueden ayudar a Gurudev? Cuando Gurudev me dijo un día, «Maharaj, ven conmigo al extranjero para predicar. Tú me ayudarás», pensé, «Gurudev me lleva a predicar, pero yo no cocino para Gurudev, ni masajeo el cuerpo de Gurudev con aceite de mostaza, no me ocupo de su prasadam, entonces, ¿qué servicio puedo hacer? ¿Qué quiere Gurudev que haga?» Lo pensé profundamente y lo realicé: cuando Gurudev estaba en el extranjero, predicaba solo una vez al día, por la tarde, durante cuarenta y cinco a sesenta minutos. Entonces, yo me despertaba por la mañana, dirigía el arati de la mañana, daba las clases y, por la tarde, iba al arati o al salón donde se realizaba el programa y comenzaba el kirtan. Cuando llegaba el momento de la conferencia de Gurudev, Gurudev llamaba y preguntaba: «¿Se ha reunido la gente?» Le decía: «Sí, el salón está lleno». Sus salones son muy grandes, quizás para mil o dos mil personas, con sillas, etc. Los extranjeros se sientan en las sillas y escuchan las conferencias—escuchan conferencias y así vienen a esta línea, y cuando vienen aquí, se ponen tilakas , cantan en sus cuentas y se sientan en el suelo como nosotros. Nadie llega a esta línea muy fácilmente, ¡pero la forma en que ahora la gente de ese país está sirviendo! Están sirviendo con el corazón y el alma. La gente de nuestro país no puede entenderlo…

¿Qué quiere Gurudev? ¿Qué le gusta a Gurudev? No sabemos esto, no lo entendemos. ¿Qué hace feliz a Gurudev? He escrito acerca de la relación con el Guru en el cuarto volumen del Upades. Léanlo. ¿Qué es necesario para servir genuinamente al Guru?

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en:
   Be Truthful, Pious, and Sincere​​​​​​​  

Artículos relacionados