a

Menu

Principios y Regulaciones

18 de enero de 2022

Extractos de Vida de Servicio
compilado y editado originalmente en inglés
por Sripad Devasis Prabhu (2010)
y editado en español
por Sriman Jaibalai Prabhu (2015)

Los Cuatro Principios Morales (en realidad, ¡son cinco!)

Todos los devotos iniciados y aquellos que desean ser iniciados deben seguir las regulaciones morales que describe el Srimad-Bhagavatam.

Srila Govinda Maharaj ha dicho: «En todo lugar hay un procedimiento natural de reglas y regulaciones. Las cuatro regulaciones son el fundamento básico para todos. Estas regulaciones son como aprender el alfabeto. Sin aprender el alfabeto no es posible leer ningún libro».

El Srimad-Bhagavatam nos informa que a Kali se le dan ciertos lugares para residir, los cuales se mencionan a continuación; por lo tanto, debemos evitar los siguientes vicios:

1. Dyutam. No debemos apostar, ser deshonestos o engañar a otros. Esto incluye: participar en transacciones inmorales, la especulación financiera y el solicitar dinero a otros bajo falsas pretensiones, incluso en nombre del llamado ‘servicio devocional’. Uno debe ganarse el dinero por medios honestos. La veracidad es el principio más importante de la moralidad en Kali-yuga. Si no practicamos este principio, ¿cómo nos será posible presentarles la verdad a los demás?

2. Panam. No debemos ingerir licor ni drogas. Los devotos deben evitar todo tipo de embriaguez, lo cual incluye el alcohol, el tabaco, las drogas, ‘yerbas estimulantes’, etc. De acuerdo a Srila Sridhar Maharaj, panam también incluye la adicción o la embriaguez por el disfrute material. Un devoto debe ser sobrio y austero. Sin un carácter dispuesto al sacrificio será imposible practicar la disciplina espiritual. Srila Sridhar Maharaj ha dicho claramente que la embriaguez que producen el licor y las drogas es la enemiga de nuestra fe.

3. Striyam. Tenemos que evitar la actividad sexual irrestricta. Si aspiramos al amor por el Señor Supremo, entonces debemos aprender a poner un freno a la egoísta lujuria mundana. El mejor camino es la práctica del celibato, pero si uno es incapaz de practicar el celibato, entonces se recomienda el matrimonio, es decir, uno debe vivir en paz con su pareja, practicar juntos la Conciencia de Krishna y trabajar en pos de una vida plena de dedicación al servicio devocional. Idealmente, incluso un matrimonio ha de tener relaciones sexuales sólo para el propósito de procrear. El impulso sexual es tan fuerte que puede desviarnos completamente de nuestra práctica espiritual, comprometiendo nuestra pureza física y mental. (Srila Sridhar Maharaj determinó claramente que los devotos que se casen han de hacerlo de conformidad a las leyes de su país, de manera que su matrimonio sea reconocido como legal. De esta manera no acarrearemos ningún descrédito o una acusación de inmoralidad a la Misión de nuestro Gurudev).

4. Suna. No debemos comer carne, lo que incluye carnes blancas, pescado y huevos. El principio de la no violencia es esencial para el aspirante espiritual. La práctica de la matanza de animales fomenta una mentalidad brutal y destruye la cualidad de la compasión, la cual es un prerrequisito para toda disciplina espiritual. Los devotos han de comer solamente, tanto como sea posible, el prasadam de Krishna, y han de evitar cocinar con cebolla, ajo y cualquier otro producto que estimule una energía inferior y que consecuentemente no sea propio para ofrecerse al Señor Krishna. Conforme al Srimad-Bhagavatam, quien prepare,cocine, sirva, venda o esté de alguna manera involucrado en la matanza de animales, es igualmente responsable como aquel que directamente mata y se come a ese animal.

5. Jata-rupam. No debemos acumular dinero. Este quinto principio confirma el viejo dicho de que el ‘dinero es la raíz de todo mal’. Debido a la búsqueda de riqueza todo el mundo se encuentra bajo la ilusión de que el dinero es igual a la libertad, la independencia y la felicidad. Los devotos han de rechazar esta falsa idea y aceptar sólo lo que sea necesario para su mantenimiento básico, usando cualquier excedente que tengan para ocuparlo en su servicio al Señor Krishna. La acumulación de dinero provee la facilidad para consentir toda actividad antidevocional y, por lo tanto, es desfavorable para el propósito de entregarnos a Krishna. La idea de que «me volveré rico y entonces usaré esa riqueza para el servicio de Krishna», aunque indudablemente sea noble en su intención, generalmente llega a ser algo que consume enorme tiempo y constituye una distracción, sin una garantía de éxito. Además, aunque uno sea exitoso en ganar riqueza, la realidad es que generalmente esa riqueza nos corrompe y nos crea un falso sentido de propiedad y de ser importantes. Por lo tanto, se nos recomienda usar lo que tenemos ahora para ofrecer nuestro servicio a Krishna y llevar una vida honesta y sencilla.


El canto del Mahamantra Hare Krishna

El canto de los Santos Nombres de Krishna en la forma de japa (cantar utilizando el rosario hecho con cuentas de Tulasi [Tulasi-mala]) y kirtan (el canto en la asociación de los devotos con el acompañamiento de la mridanga [tambor] y karatalas [címbalos]) es fundamental para el servicio devocional.

Normalmente, quienes son iniciados tienen que cantar un mínimo de dieciséis rondas al día, y nunca menos de cuatro rondas (en emergencias). Srila Sridhar Maharaj dijo: «La mala [el rosario de cuentas de Tulasi] no debe ayunar».

Srila Sridhar Maharaj enfatizó la calidad sobre la cantidad, así que la calidad de nuestra japa [cantar con las cuentas de Tulasi] es muy importante. Esto significa que deberíamos fijar un tiempo al día para nuestra japa y no sólo tratar de ajustarla a cuando sea y donde sea que podamos —con el fin de “cumplir”—. Cantar mientras manejamos, ‘chateamos’ con otros, leemos el periódico, navegamos en el internet, vemos la televisión, miramos el mundo pasar, y cualquier tipo de canto incidental y desatento, tiene que ser evitado.

Temprano en la mañana, el mejor momento
Uno puede cantar los Santos Nombres del Señor a cualquier hora y en cualquier lugar, pero las Escrituras nos dicen que temprano en la mañana, especial y aproximadamente una hora y media antes de la salida del sol (Brahma-muhurta), es la mejor hora para la práctica espiritual (sadhana). Aquel que es serio acerca de la vida espiritual debe hacer un esfuerzo concertado para levantarse temprano en la mañana y usar este tiempo para cantar el Santo Nombre y adorar al Señor.

El entorno apropiado
La práctica de la japa es mejor en un ambiente favorable, en un lugar tranquilo y limpio, libre de distracciones; cualquier cosa que demande nuestra atención ha de estar ausente en ese lugar, de manera que podamos entregarnos de manera exclusiva a nuestro canto.


Cordial Invitación

Honorable visitante,
Si desea saber más sobre el Sri Chaitanya Saraswat Math y las enseñanzas de nuestros Gurús, puede visitarnos en la sede más cercana a su localidad en nuestros centros mundiales. También puede escribirnos a través de nuestro formulario de contacto. Todos nuestros centros tienen programas diarios y generalmente uno o dos programas para una audiencia más grande durante el fin de semana: póngase en contacto con los devotos para obtener información adicional.

Artículos relacionados